What are you looking for?
16/10/2017
559 Vistas

Mi Nido Vacío Parte 2

En mi post anterior les hable del síndrome del nido vacío cuando se van los hijos, hoy quisiera meterme en un tema igual o mas difícil de lidiar aún, Hubby en mi caso, o sea, que pasa con nuestra pareja cuando la casa va quedando vacía.

Investigando  sobre el tema me di cuenta que obviamente no soy la única mujer pasando por este torbellino de emociones y acá les quiero contar un poco de lo que voy aprendiendo.
Cuando los hijos crecen y se van del hogar comienza una nueva etapa para el matrimonio y quizás esta pregunta que me encontré, lo resuma todo ¿quién puede decir que la vida de pareja es fácil después de los hijos? y no porque no haya amor, sino por el delicado balance que hay que lograr entre ser padres, y a la vez ser marido y mujer, mejores amigo y amantes. Un equilibrio difícil de mantener.

Esta es mas o menos la historia de Hubby y mía, y me atrevería a decir que de un porcentaje grande de las parejas “Cuando nos casamos, fui muy feliz, quería estar con mi esposo las 24 horas del día. Pronto llegaron los hijos y tuvimos que modificar nuestras costumbres y horarios para estar siempre pendientes de ellos, 24/7 los 365 días del año. Y sin darnos cuenta llega un momento en que te olvidas de ti mismo por estar atenta a tus hijos. En ocasiones, Hubby  pasa a segundo plano o a quinto como a el le gusta bromear, ¨ con cada hijo bajo un escalón en tus prioridades¨. Sin embargo, cuando esos niños crecen para emprender su vuelo, empieza este sentimiento raro de volver a estar solos y uno se pregunta. ¿Cómo volver a ser pareja?

Dentro de mi investigación encontré los siguientes consejos que dan diferentes psicólogos, sobre el tema:
.- Vuelvan a conocerse y enamórense más. Vuelvan a ser amigos y no sólo padres.
.-Cumplan los sueños que fueron dejando en el camino.
.-Retomen los momentos íntimos.Disfruten de cada rincón de la casa.
.-Planeen que harán juntos con el tiempo libre que ahora tienen.
.-Ser pacientes con el otro.

Y  bueno, entre la adicción de él a la tecnología, la practicidad emocional de los hombres en la vida, las emociones mías a flor de piel  y la facilidad para el drama que tenemos nosotras las mujeres, mejor dicho…..

Hubby y yo en esto andamos, reinventando nuestra dinámica familiar, ahora que tenemos el síndrome del nido vacío y tratando de seguir los consejos de expertos y no tan expertos para no matarnos en el proceso.

Millie

One Responses

  1. Yvonne

    Ya me estoy preparando para que Vero deje el nido. En el proceso, nuestra relación se fortalece y el lazo entre hermanas se hace más hermoso. Veremos que pasa con el hubby! Disney es el próximo destino para divertirnos en familia y ser niños otra vez.

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*